La Guía Completa

El Rottweiler es un perro muy divertido y cariñoso, sin embargo es muy poderoso y a veces puede ser un perro muy serio. Es necesario un entrenamiento de obediencia y socialización a temprana edad. Esta raza puede ser muy territorial y protectora de la familia y su ambiente. Los Rottweilers pueden ser muy intimidantes, y poseen una reputación, no merecida, de perro fiero y/o malo, pero sin embargo se desenvuelven perfectamente bien en un ambiente familiar.

Rottweiler
Pelaje: El Rottweiler tiene un pelaje externo corto, liso y denso. El pelaje debería ser siempre áspero al tacto. El pelaje interno se presenta en las áreas del cuello y el muslo. El pelaje no debe ser ondulado o rizado. El Rottweiler tiene uno de los pelajes más notables con su distintivo color negro y brillante oxidado a lo largo de sus piernas, bajo vientre y hocico.

Descripción: Si bien el origen del Rottweiler es desconocido, probablemente descienda del Mastín Italiano. Durante la Edad Media, el Rottweiler fue comúnmente usado como un perro de rebaño. Esta raza casi se extingue en el 1800, pero tuvo un glorioso retorno al comienzo del siglo XX de la mano de criadores de Stuttgart. Actualmente el Rottweiler es usado para una variedad de actividades como rastreo, rebaño de animales, perro de vigilancia, perro policía, así como perro guardián, cosa que hace excepcionalmente bien.

Grupo de la Raza: Trabajador

Peso: macho: 38,5 a 61,2 Kg., hembra: 36,3 a 45,4 Kg.

Altura: macho: 61 a 68,6 cm., hembra: 55,9 a 63,5 cm.

Color(es): Negro con marcas de color marrón.

Temperamento: Poseen un temperamento que puede variar. Algunos Rottweilers pueden ser muy cariñosos y algo divertidos, mientras que otros pueden ser más bravucones. Es crítico que esta raza sea socializada a temprana edad. Los Rottweilers se llevan bien con los niños si fueron criados juntos, pero deben ser supervisados cuando se encuentran con niños muy pequeños, debido a su gran tamaño y fortaleza. El Rottweiler se lleva bien con otros perros, sin embargo se pueden mostrar algo combativo y agresivo si no fue adecuadamente socializado ya que es una raza muy protectora, tanto de la familia como de su territorio.

Cuidados: El Rottweiler tiene un pelaje corto y sedoso que es relativamente fácil de limpiar. Basta con cepillarlo regularmente con un cepillo fuerte para remover el pelo sobrante o muerto, ya que es una raza que pierde una cantidad normal de pelo. No se lo debe bañar muy frecuentemente ya que pierde los aceites naturales del pelaje y/o piel. Muchos dueños de Rottweilers y criadores de la raza utilizan shampoo seco para no remover los aceites esenciales del pelaje.



Entrenamiento: A los Rottweilers les gusta aprender y lo hacen muy bien si se les da la oportunidad. El entrenamiento de obediencia es “obligatorio” ya que esta raza puede ser muy destructiva sin la adecuada estimulación. Se necesita de un entrenador firme y dominante para entrenar a esta poderosa raza. El Rottweiler es extremadamente inteligente y se destaca en muchos deportes y competencias, pero pueden ser muy testarudos. Se recomiendan clases de obediencia, aunque no siempre son necesarias.

Actividad: El Rottweiler debe tener como mínimo un jardín grande. Cuando se encuentran dentro de la casa no son muy activos, por lo que necesitan mucho ejercicio al aire libre, sin la correa preferentemente. Esta raza ama las largas caminatas y deben tener como mínimo dos largas caminatas al día, totalizando un mínimo de dos horas de ejercicio por día.

Rottweiler